martes, 14 de septiembre de 2010


LOS QUE FUIMOS

Nos quedamos sin habla,
detenidos
en tiempo y espacio.
Con las manos en garra
y las uñas filosas
lastimando la carne
Absortos,
en el dolor distante,
de los que fuimos

Nada de aquel ayer
en las palabras,
ni en la voz .

Inflexiones correctas
en distancia acordes,
sin tocarnos.
Y tus ojos en los míos
haciendo el duelo,
de los que fuimos

Un saludo sin arte,
casual, indelicado,
en la prisa de no dejarnos ir.
Mutamos
de amantes a extraños.
Comiéndonos
poco a poco
la mitad del corazón,
de los que fuimos


2 comentarios:

mariarosa dijo...

Mi querida Claudia, es una belleza está poesía. Es como todos tus poema, versos con garra, sentimiento, música que cautiva al lector.

Un cariño.

mariarosa

victormanuelguzman@yahoo.com dijo...

Saludos cordiales Claudia. La lectura del poema me transporta a un mundo de sensaciones,donde la magia de tu palabra convierte a lo bello en hermoso; y, a lo cotidiano en extraordinario.
Con mi admiración y afecto Víctor Manuel