martes, 3 de mayo de 2011

GOCE SECRETO


GOCE SECRETO

Para que tú me escuches
las palabras se deslizan
colina abajo de mi boca,
donde mi pecho guarda
un corazón pendiente de tu risa.
Las frases que no digo
son silencio sagrado,
espacio inhabitado de mi voz,
conteniendo el aliento.
Verbo y carne que tu lengua
aun no conoce de la mía.
Y es un goce secreto
la palabra que callo,
para dejarla ir luego, suavemente,
colina abajo de mi boca

5 comentarios:

Diego dijo...

No recuerdo cómo llegué a este rincón pero estoy contento porque he leído bellísimas obras.
Enorme poema éste.

Bueno, sigo recorriéndote.
Un saludo grande.
Diego...

miradorlontano dijo...

Doble disfrute.Tu poema,tu retorno.

Julio Díaz-Escamilla dijo...

La palabra escrita, una vez escapada de su autor(a) es tan muerta la pobre que hasta que otros ojos se posan en ella ¡revive, vital e incendiaria! Qué tanto podemos decir de los silencios, pero me quedo con tu descripción de ellos: Goce secreto.
Un abrazo.

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Ahora he llegado a tu espacio, y andaré mucho tiempo por aquí, para acompañar tu poética, tus decires y emociones.
Un abrazo.

Elizabeth Wojnarowicz dijo...

Hola Claudia!Vuelvo a tu rincón poético para saludarte y disfrutar de tus letras. Beso grande.